Un templo para Afrodita

Un templo para Afrodita

Un templo para Afrodita

Desde el origen de los tiempos, el ser humano ha tenido una necesidad, que se podría calificar como imperiosa, de “creer en algo”. De tener la sensación o pensamiento de que existe algo o alguien superior ellos.

Y a pesar de que en la actualidad la gran parte de la población sea creyente de las tres grandes religiones dominantes del mundo (Cristianismo en sus distintas acepciones, Hinduismo e Islam). O se declaren sencillamente no creyentes. De hecho, en la antigüedad existieron una variedad sorprendente de Panteones (conjuntos de Dioses de una religión o mitología). Del mismo modo estos se distribuían a lo largo y ancho del mundo, y fueron objeto de culto durante siglos.

Es por esto que así como en nuestros días hay Iglesias, Templos y Mezquitas. En la antigüedad también fueron construidos infinidad de santuarios para honrar y pedirle a los distintos dioses en honor a los cuales fueron construidos.

Un duelo entre hermanas

Cuenta la leyenda, que existía un granjero el cual tenía dos hijas, las cuales discutían constantemente sobre su belleza. Cierto día iniciaron una discusión sobre cual de las dos poseía el trasero más hermoso (ya vemos que las competencias por el mejor físico no son algo reciente).

Al no poder decidir entre ellas, salieron a la calle a buscar a alguien que pusiera fin a esta riña (tranquilos, Paris no estaba cerca así que no se va a iniciar otra Guerra).

Por mera casualidad, pasaba un joven, hijo de un anciano que gozaba de una gran fortuna. Este joven fue tomado por ambas hermanas como un juez en su discusión, y frente al cual ambas hermanas levantaron sus vestidos y mostraron sus traseros para que el decidiera cual era el más hermoso.

¿Cómo terminó todo?

El joven eligió a la mayor de las hermanas, de la cual se enamoró, llevándola consigo y acostándose con ella. Luego este le contaría a su hermano menor esta historia tan peculiar.

Ante esto, su hermano fue al campo y buscó a la otra hermana, enamorándose éste de ella. No obstante, el padre de los dos jóvenes se oponía y prefería que sus hijos se casaran con mujeres de familias adineradas. Sin embargo, al final terminó pidiendo el consentimiento del padre de ambas jóvenes para llevarlas a Siracusa y casarlas con sus hijos.

La fama de la belleza de ambas hermanas se hizo conocer en toda la ciudad. Y gozando de la fortuna que habían conseguido con sus matrimonios, decidieron levantar un templo para Afrodita. La razón de erigir dicho templo en su honor, se debió a que según ellas, la diosa había sido la responsable de bendecirlas con su belleza.

inclusión

Inclusión en el Cine ¿Una medida forzada o un paso a una nueva sociedad?

Inclusión en el Cine ¿Medida forzada o un paso a una nueva sociedad? La inclusión…
sintoísmo

El Sintoísmo, el Camino de los Dioses

El Sintoísmo, el Camino de los Dioses A lo largo y ancho del mundo, existen…
festival de los fantasmas

El Festival de los fantasmas de China

El Festival de los fantasmas de China Ya hemos hablado anteriormente sobre la cultura de…

Todo tiene una historia

En éste mundo hay pocas cosas que puedan considerarse como verdades absolutas. Pero, me atrevo a nombrar como una de ellas al hecho de que cada cosa tenga una historia. Algunas muy oscuras y violentas, y otras más simples y banales.

En éste artículo conocimos el origen de un templo para Afrodita erigido en Siracusa (y tal vez el de uno de los primeros “concursos de belleza” de la historia). Pero poco a poco haremos lo posible para mostrarles no un árbol, sino el bosque completo. Para que juntos conozcamos cada vez más sobre las leyendas del pasado y el mundo que tenemos en el presente.

Si te ha gustado este artículo sobre un templo para Afrodita, entonces ayúdanos a llegar a más personas compartiéndolo en tus redes sociales. No olvides tampoco revisar el resto de nuestros artículos con más curiosidades sobre los demás dioses de la mitología griega.  

 

Síguenos en nuestras redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.