3.- Hércules, el más grande de los héroes griegos

3.- Hércules, el más grande de los héroes griegos

3.- Hércules, el más grande de los héroes griegos

Continuando con la historia, terminaremos de hablar del resto de los doce trabajos de Hércules que debia terminar para su primo Euristeo. Y que debía realizar según lo que le indicó el Oráculo de Delfos para expiar su culpa por la muerte de su esposa Megara y sus hijos.

En caso de que aún no hayas leído la segunda parte, te invitamos a leerlo haciendo clic aquí

Luego de haber expulsado a las Aves del Lago Estínfalo y de los alrededores del Castillo de Euristeo, el cual había sido el sexto de los doce trabajos de Hércules,  el héroe continuó con el resto de las órdenes que les eran enviadas.

inclusión

Inclusión en el Cine ¿Una medida forzada o un paso a una nueva sociedad?

Inclusión en el Cine ¿Medida forzada o un paso a una nueva sociedad? La inclusión…
sintoísmo

El Sintoísmo, el Camino de los Dioses

El Sintoísmo, el Camino de los Dioses A lo largo y ancho del mundo, existen…
festival de los fantasmas

El Festival de los fantasmas de China

El Festival de los fantasmas de China Ya hemos hablado anteriormente sobre la cultura de…

7.- Capturar al Toro de Creta

El séptimo de los doce trabajos de Hércules consistió en capturar al Toro Blanco de Creta, de cuyo origen y “descendencia” ya  hemos hablado en un Artículo anterior. Si aún no lo has leído, puedes verlo aquí.

Hércules se dirigió a la Isla de Creta y solicitó el permiso del Rey Minos para darle captura al Toro. Dado que la criatura se comportaba de manera feroz y causaba el caos en toda la Isla, Minos accedió a la petición. Sin embargo, puso como condición que debía enfrentarlo solo y usando únicamente sus manos.

Al capturarlo y llevarlo ante Euristeo, este quiso ofrecer al Toro como sacrificio a Hera. Pero la diosa lo rechazó por su ferocidad, así que fue liberado, y corrió libre por Esparta hasta legar a la llanura de Maratón, cerca de Athenas, donde aterró a sus habitantes durante años, hasta que Teseo acabó con su vida.

8.- Capturar a las Yeguas de Diomedes

Diomedes era uno de los hijos de Ares, y reinaba sobre un pueblo guerrero de Tracia. Se cuenta que tenía cuatro yeguas, a las cuales alimentaba con carne humana. Dada la ferocidad de los animales, y conociendo el carácter belicoso de Diomedes y su pueblo, Euristeo le encomendó a Hércules como su octavo trabajo, capturar a las yeguas.

Hércules fue con un grupo de acompañantes y consiguió capturarlas luego de derrotar a los guardias de los establos. Pero Diomedes y sus guerreros los alcanzaron mientras huían, por lo que el Héroe decidió dejar a Abdero, uno de sus compañeros, al cuidado de las yeguas mientras le hacían frente a sus atacantes.

doce trabajos de hércules

Luego de que Hércules matara al Rey Diomedes su ejército huyó, pero al volver con las yeguas descubrió que se habían liberado y que habían devorado a Abdero, en cuyo honor se fundó posteriormente la ciudad de Abdera.

Antes de continuar su viaje de regreso, Hércules decidió lanzarles a las yeguas el cuerpo de su antiguo amo. Y luego de comerlo las bestias se volvieron mansas, lo que facilitó su traslado a Micenas.

Se cuenta que Euristeo las liberó, y las yeguas huyeron al Monte Olimpo, donde se cree que fueron devoradas por las bestias que moraban a sus alrededores. Por otra parte, existe una leyenda según la cual Bucéfalo, el caballo del Gran Conquistador Alejandro Magno, descendía de estas yeguas.

9.- Robar el Cinturón de Hipólita

Las Amazonas eran una poderosa raza guerrera compuesta solo de mujeres, quienes habitaban en Temiscira y eran gobernadas por la Reina Hipólita  hija de Ares. Esta portaba el Cinturón de su padre, el cual era reflejo de su primacía sobre las demás Amazonas. Admete, hija de Euristeo, quería ese cinturón, es por ello que como parte de los doce trabajos de Hércules, se le encomendó robarlos. 

Hércules zarpó a Temiscira con un grupo de hombres con el objetivo de hacerse con el cinturón. Sin embargo, al llegar fue recibido por Hipólita, a quien le confesó el motivo real de su viaje, y para su sorpresa la Reina prometió entregárselo. Algunas versiones sugieren que esto se debió a que Hipólita se había enamorado de Hércules. Pero, sin importar sus motivos, Hera no permitiría que el Héroe completara el trabajo fácilmente.

“… Hera, haciéndose semejante a una de las amazonas iba y venía entre la muchedumbre diciendo que los recién llegados raptaban a la reina. Entonces ellas armas en mano atacaron a caballo la nave. Cuándo Heracles las vio Armadas, creyendo que se trataba de una trampa, mató a Hipólita y arrebató el cinturón y luego de combatir con las demás, se hizo a la mar y arribó a Troya” .

Apolodoro. Biblioteca Mitológica. II Libro, apartado 2.5.9.

El final de los doce trabajos de Hércules

Si te ha gustado este artículo, aquí podrás ver el final de los doce trabajos de Hércules. De igual manera, te invitamos a compartirlo en las redes sociales, para que otras personas también puedan disfrutarlo. Te invitamos a seguir revisando las diferentes secciones de este sitio web, ya que aquí encontraras interesantes artículos sobre Emprendimiento, Curiosidades y Hechos que pueden ser de tu agrado.

Finalmente, no olvides que no solo debes mirar a un árbol, debes permanecer Observando Al Bosque.

Síguenos en nuestras redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.